Leer es un placer que permite compartir ideas, pensamientos y experiencias. Sin embargo, se calcula que más de un 30% de la población no puede hacerlo por diversas causas.


Sin embargo, el acceso a la lectura es una necesidad social y un derecho reconocido por diversos textos legales nacionales e internacionales. 


Por ello, es necesario adaptar contenidos de todo tipo a diferentes niveles de dificultad. LFMadrid cuenta con materiales adaptados entre los que se incluyen numerosos libros de narrativa de clásicos adaptados y de autores que escriben sus obras directamente en LF o que permiten adaptar sus originales a Lectura Fácil.

 

Sabemos que es muy difícil hacer llegar nuestros materiales a sus destinatarios ya que, en muchos casos, se trata de un público no asiduo a librerías o bibliotecas. Por este motivo queremos contar con la colaboración de entidades de apoyo a los usuarios. 

 

Contamos con clubes de Lectura Fácil que se realizan en residencias de ancianos, centros de día, hospitales, colegios e institutos y, sobretodo, en las bibliotecas. Así, las bibliotecas abren sus puertas a un nuevo público que no las visita y se constituyen en un referente social y cultural.